Guía turística de Carcasona, la ciudad medieval amurallada más grande de Europa

Al lado de la autopista A61, que discurre por el camino natural que une históricamente el Atlántico con el Mediterráneo, al norte de Los Pirineos, se halla Carcasona, una de las ciudades de interés del sur de Francia, especialmente atractiva por su vieja villa fortificada, la Cité, que está en la Lista del Patrimonio Universal de la UNESCO, desde 1997.

Descubre La Cité de Carcasona

La ciudad medieval de Carcasona es el recinto amurallado más grande que se conserva en Europa, y fue declarada Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO en 1997.
Levantada por los condes Occitanos de la familia Trencavel, fue testigo de la sangrienta cruzada contra los Cátaros.

Ciudadela fortificada de Carcasona

Ya visible desde la autopista, rodeada por campos de viñedos, se alza majestuosa la ciudad fortificada de Cracasona.

Testimonio medieval de una época convulsa, sus imponentes murallas que refugiaban a los Cátaros no pudieron hacer frente al ataque del sanguinario Simón de Montfort, en su cruzada contra los alvigenses.

Como si se hubiese detenido el paso del tiempo, Carcasona se nos muestra como en en siglo XI, y nos revela todo su encanto Medieval.

¿Que visitar en la ciudadela fortificada de Carcasona?

La ciudadela fortificada de Carcasona, llamada La Cité, es un bario más de la ciudad, abierto al público las 24 horas del día.

Se trata de un recinto doblemente amurallado, que comprende 52 torres y un total de 3 km de murallas.

Murallas de Carcasona

Solo cuatro puertas dan acceso al interior de La Cité, una en cada uno de los puntos cardinales.

La puerta de Narbona

La Puerta de Narbona (Porta Narbonnaise), del siglo XIII, es la más espectacular de todas y es la entrada principal a la ciudadela. Se encuentra flanqueada por dos imponentes torres, y se accede a ella por un espectacular puente levadizo sobre el foso.

Asu entrada encontrarás la escultura de la Dama Carcas, cuya historia se remonta al siglo VIII en época de Carlomagno.

Cuenta la leyenda que la Dama Carcas era esposa del rey Ballak que gobernaba el sur de Francia. Cuando Ballak falleció, la Dama de Carcas se hizo cargo de la ciudad y de su defensa frente a Carlomagno durante 5 años.

Parapetado dentro de las murallas de Carcasona, donde el pueblo se moría de hambre, la Dama de Carcasona ideo una trata para hacer creer a Carlomagno que eran fuertes y podia resistir a su asedio. La leyenda cuenta que lanzó un cerdo por la muralla que reventó de cebada. Carlomagno, viendo eso, decidió retirarse porque veía que el pueblo tenía tanto para comer que hasta cebaban a los cerdos. Finalmente, la Dama Carcas firmó la paz con Carlomagno.

La Puerta del Aude

Desde la Puerta de Aude hay unas bonitas vistas al río y a la parte nueva de la ciudad.

El Castillo de Carcasona

Dentro de la ciudadela, encontramos el castillo condal, un imponente edificio fortificado del que puedes visitar todas sus estancias, el patio, el foso, la barbacana, el anfiteatro y parte de la muralla.

Visita a las murallas

Carcasona tiene una imponente doble muralla concéntrica separada uns liza de unos 20 metros ente ellas.

La extensión total de las murallas es de unos 3 Km, y cuenta con 52 torres que se construyeron en el siglo XIII, y fueron reconstruidas en el en el siglo XIX.

La Basílica de Saint Nazaire

La Basílica de Saint Nazaire fue construida en el siglo XI, aunque de origen románico, poco queda del templo original, siendo una construcción gótica que se dice que tiene una de las vidrieras más bonitgas de francia, a la altura de las de la Saint Chapelle de Paris.

Fue la catedral de Carcassone hasta el 1803, hasta que se trasladó a la catedral de Saint Michel.

La entrada es gratis y abre cada día de 8-20h.

Plano de la ciudadela de Carcasona

Plano de la ciudadela  de Carcasona

La ciudad se extendió al otro lado del rio, donde se encuentra el Baluarte, una construcción defensiva más moderna, de la que quedan todavía algunos vestigios que no han sucumbido a la moderna urbanización de la ciudad.

Para cruzar el rio a pié encontramos el Puente Viejo.

El puente viejo

El Point Vieux (Puente Viejo) fue construido en el siglo XIV, sobre el río Aude, para cruzar desde la Bastida de San Luis (en la parte baja de ciudad) hasta la Ciudadela medieval (en lo alto del promontorio).

El puente cuenta con doce arcos de medio punto y forma parte de la ruta del Camino de Santiago a su paso por el sur de Francia.

Parque Bellevue

En la rivera del rio Aude, junto al Puente Viejo, se encuentra el Parque Bellevue, un bonito jardín con unas vistas increíbles de la Ciudadela.

Bastida de San Luis

La Bastida de San Luis, construida en 1260 tras la rendición del vizconde Trencavel para realojar a los habitantes de la ruinosa ciudadela.

En su momento estaba totalmente amurallada, y hoy está rodeada por grandes boulevares. Todavía se pueden visitar los antiguos baluartes, y en su interior encontramos varios palacios, el mercado, la Catedral de Saint Michel, del siglo XVI, o la Plaza Carnot.

Plaza de Square Gambetta

Plaza de Square Gambetta

La plaza dispone de un parquing subterráneos, y en ella encontraremos una oficina de turismo.

Fuente de Neptuno

En la plaza Carnot encontramos la imponente fuente de mármol dedicada a Neptuno.


El puerto del Canal du Midí

No os podéis perder una visita al Chanel du Midí a su paso por Carcasona. Una de las obras de ingenieria civil más destacada de Francia.