El Canal du Midi

El Canal du Midi (Canal del Mediodía), es el canal artificial más antiguo de Europa, clasificado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.
Una vía navegable que une el río Garona, a su paso por la monumental Toulouse, con la bonita ciudad costera de Sète, comunicando por vía fluvial el Océano Atlántico con el Mar Mediterráneo, y evitando así el peligro que suponía, para los barcos y mercancías, cruzar el estrecho de Gibraltar.

Aunque su estrechez y su falta de profundidad la hicieron rápidamente obsoleta para su cometido, sigue siendo una obra magnífica y una forma fantástica de descubrir el Midi. Disfrutando de la cocina local que ofrecen sus restaurantes y degustando de los vinos de la región como el Minervois o el Corbičres.

Un poco de historia del Canal de Midí

La construcción del canal del Mediodía se inició en 1666 y se abrió a la navegación en 1681, los trabajos fueron realizados bajo la supervisión del ingeniero Pierre-Paul Riquet.

Para salvar el desnivel a lo largo de sus 240 kilómetros de longitud, se construyó un sistema de 64 esclusas, 55 acueductos, 7 puentes del canal y 126 puentes de lomo de asno.

Durante más de quince años, cerca de 12.000 obreros trabajaron en su construcción.

Mapa del Canal du Midi

Esta magna obra de ingeniería civil se denominó originalmente Canal Real del Languedoc, pero en 1789, durante la Revolución Francesa, fue rebautizado con el nombre actual.

El canal supuso una forma más rápida de trasporte de mercancías y de mayores volúmenes que los carros tirados por animales. Y trajo gran prosperidad a la región del Languedoc, económica y cultural.
Esta época dorada de la navegación fluvial terminaría con la llegada del ferrocarril y más tarde por carretera.

Originalmente los barcos se propulsaban mediante caballos, que tiraban de ellos siguiendo los caminos paralelos al curso del agua. En los años 30 el uso de animales para tirar de las gabarras se iría reemplazando paulatinamente por motores.

A parte del transporte de mercancías, el canal era utilizado también para el transporte de pasajeros y correo (al igual que las antiguas diligencias).

El máximo de actividad mercantil en el canal está registrado en el año 1856, en que se transportaron más de 110 millones de toneladas de mercancías y cerca de 100.000 pasajeros.

Pero a finales de los 70 cesará cualquier transporte comercial por el Canal, quedando su uso exclusivo para trayectos turísticos.

Disfrutando del turismo fluvial

Navegar por el Canal du Midi Navegar a través del Rosellón es una de las maneras más agradables de descubrir esta región.

Por el Canal du Midi podrá explorar casi 240 km de vías navegables y escoger entre una amplia gama de ofertas de alojamiento y vacaciones a bordo de una embarcación, para descubrir los variados paisajes de la región a través de visitas, paseos a pie y en bicicleta, y franqueando las esclusas del canal.

El canal, construido en el siglo XVII, es también una estructura incomparable, y surca una región con profundas raíces históricas.

El Canal du Midi es una obra única de Pierre Paul Riquet, cuya imaginación fue la fuerza del proyecto. El Canal fue construido de manera ideal para acoger los barcos y su diseńo, rodeado de arboles le dejará una impresión de calma y de páz a lo largo del crucero.